Por qué estudio derecho

Desde que comencé a estudiar me he repetido estas preguntas cada día, ¿qué me impulsó a emprender este acto irracional? ¿por qué sigo haciéndolo?

Si, parece tonto preguntar luego de haber pasado todo lo que pasé para poder ingresar en la mejor universidad del mundo, y de paso en la modalidad, no tan cómoda como pudiera parecer, de estudiar en línea.

Ya había tenido experiencia con el auto estudio, ingrese en 1980 y me gradué en la USB-Núcleo del Litoral, ahora conocida como Sedel del Litoral en 1984 como TSU en Mecánica de Aeronaves.

No puedo decir que fui un estudiante de lujo, debía trabajar tanto en el Núcleo, en la biblioteca con una ayudantía así como los fines de semana en un club playero de las cercanías, todo para poder mantenerme, mientras otros más afortunados disfrutaban de las ventajas de padres más acomodados. No es queja, sólo viejos recuerdos que siempre me acompañan y que me forjaron como trabajador responsable. Esa fase de mi vida fue alegre, laboriosa y de gran aprendizaje.

Antes de conseguir el título de TSU, conseguí uno más importante, el de cabeza de familia, misma que aun hoy me acompaña en cada paso que doy. Desde hace treinta años estoy casado con la misma mujer y aún la quiero como si fuera ayer, prácticamente es el mismo tiempo que tengo trabajando en aviación.

Pero por mas que me gusta la profesión que elegí, dentro de pocos años me reiraré habiendo cumplido el ciclo completo, desde aprendíz de mecánico hasta llegar a ser Inspector Aeronáutico, cargo que ostento en estos momentos.

Para ese cambio tan grande hice planes temprano, pero nunca logré mantener la firmeza para alcanzar esa meta.

Ahora, desde hace dos años me hice a la idea de gradurame de abogado, para combinar los conocimientos obtenidos durante mi trayectoria en la aviación, con esta nueva carrera y dedicarme a ayudar a otros a lograr las suyas en este maravilloso mundo, pero desde otro ángulo, desde el punto de vista de las normas y las leyes, ayudar a otros a cumplir a cabalidad con sus responsabilidades normativas.

Creo que eso, y el deseo de mejorar mis habilidades de interaccón personal son las que me han llevado a inciar y perseverar en el mundo de las leyes, a tratar de aprender a aprender, a retormar el gusto por la lectura, aunque por mi edad probablemente me identifico más con los libros de papel que con las brillantes pantallas de computadoras y tabletas.

Pero eso será otro tema de conversación…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s